En Odontología se conoce como corona a la funda que se coloca sobre un diente natural o sobre un implante haciendo la función de un diente natural. Estas coronas pueden estar hechas de varios materiales, entre los que destacan las coronas de metal-porcelana, coronas de porcelana y coronas de zirconio (o circonio, de ambas formas de considera bien escrito).

En este artículo repasamos las ventajas de las coronas hechas de zirconio, material que mejora significativamente las propiedades del resto de materiales utilizados hasta este momento en la Odontología. El zirconio es sin duda alguna el material del siglo XXI en estética dental.

¿Qué significa que una corona está hecha de zirconio?

Las coronas de zirconio están realizadas a partir de un único cristal de óxido de zirconio al que se le da la forma del diente que queremos reemplazar. Toda la pieza, por tanto, está hecha del mismo material.

¿Qué otros tipo de materiales se utilizan para las coronas dentales?

Se utilizan principalmente las coronas 100% de porcelana y las de metal-porcelana. Las coronas de 100% porcelana son muy frágiles, y por eso se suelen combinar con metal. En las coronas de metal-porcelana, la porcelana recubre a una estructura de metal que le proporciona mayor resistencia.

¿Cuáles son las ventajas de las coronas de zirconio?

Son múltiples las ventajas, entre las que destacamos:

  • Por el tipo de material, son mucho más resistentes que las de porcelana, lo que permite la masticación de cualquier tipo de alimento. Esta mayor resistencia también es debida a que las coronas de zirconio están hechas de una sola pieza sin uniones ni acoples.
  • No sufren desgaste con el tiempo. Mientras que en las coronas de metal-porcelana, al desgastarse la porcelana, comienza a verse la pieza metálica que está debajo. Esto provoca un efecto muy anti-estético.
  • Es un material translúcido que deja pasar la luz como los dientes naturales lo que hace que, visual y funcionalmente, sea un material idéntico al esmalte natural de los dientes. Las coronas de metal-porcelana no son translúcidas, por lo que el resultado estético es muy inferior; se puede identificar fácilmente que no se tratan de dientes naturales.
  • Se puede ajustar el tono de las coronas para hacerlas inconfundibles con las piezas dentales adyacentes.
  • No se oscurecen con el tiempo, por lo que no es necesario reemplazarlas pasados los años.
  • El zirconio es un material totalmente biocompatible. Las coronas de metal-porcelana suelen producir muchos más rechazos debido a que la pieza metálica puede causar alergias en los pacientes.
  • No producen oscurecimiento de las encías, como sí lo hacen las coronas de metal-porcelana.

¿Cuánto cuesta una corona de zirconio?

Su coste es sólo un poco más alto que las de metal-porcelana. El motivo es que es un material que se está generalizando en Odontología, lo que ha hecho que su coste de fabricación se haya reducido respecto a unos años.

Conclusión

En nuestra clínica recomendamos a todos nuestros pacientes las coronas de zirconio por sus múltiples propiedades. Ofrecemos estas coronas a precios similares a los de las de metal-porcelana ya que queremos que nuestros pacientes disfruten de sus tratamientos sin complicaciones en el corto, medio y largo plazo.

Autor: Dra. Marta Vallés.

Abrir chat